Cuchillos de Pesca Submarina

ƍndice

Cuchillos de Pesca Submarina

šŸ“‹ GuĆ­a de Compra

Historia de las Boyas de Pesca Submarina

El cuchillo no falta en el equipo de nuestros precursores. No hay que pensar en que se trata de un aditamento tarzanesco necesario en su imagen heroica. Desde un principio existe conciencia de que se trata de un elemento de seguridad del que no puede prescindirse. La dramĆ”tica muerte de Massimo d’Asta en 1948, degollado por el nilĆ³n, fue el primer accidente conocido por no haber respetado esta norma bĆ”sica.Ā 

Los cuchillos utilizados en la actualidad por los pescadores submarinos tienen poco que ver con los enormes ejemplares que lucĆ­an en sus cinturas o con los modernos machetes tipo Rambo, que encantan a los novatos horteras.Ā 

Se trata de pequeƱas y afiladas dagas, que pueden sujetarse igual a la pierna, que al brazo que al cinturĆ³n y sirven para rematar el pescado capturado o actividades tan cotidianas como escamarlo y sĆ³lo excepcionalmente, quizĆ”s jamĆ”s, para liberarse de alguna cuerda, sedal u otro impedimento o para cortar el hilo del propio fusil, porque lo inusual del caso no debe hacernos olvidar que una servia de gran tamaƱo, puede arrancarnos de la mano el fusil o, aĆŗn peor, sujeta a nuestra tahitiana y girando enloquecida a nuestro alrededor, convertirnos en una morcilla bien atadita y arrastrarnos al fondo.

Fragmento sacado de: HISTORIA DE LA PESCA SUBMARINA Por Emili Junyen.

Ley para el Cuchillo del Pescasub

SegĆŗn el B.O.E. el Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Armas, en el ArtĆ­culo 3:Ā 

Se entenderĆ” por Ā«armasĀ» y Ā«armas de fuegoĀ» reglamentadas, cuya adquisiciĆ³n, tenencia y uso pueden ser autorizados o permitidos con arreglo a lo dispuesto en este Reglamento, los objetos que, teniendo en cuenta sus caracterĆ­sticas, grado de peligrosidad y destino o utilizaciĆ³n, se enumeran y clasifican en el presente artĆ­culo en las siguientes categorĆ­as.

5Āŗ CategorĆ­a:

1. Las armas blancas y en general las de hoja cortante o punzante no prohibidas.
2. Los cuchillos o machetes usados por unidades militares o que sean imitaciĆ³n de los mismos.

Por lo que se considera un arma blanca, y esta tiene su reglamentaciĆ³n en sus usos.

En el artĆ­culo 5 apartado 3 podemos leer lo siguiente:

3. Queda prohibido el uso por particulares de cuchillos, machetes y demĆ”s armas blancas que formen parte de armamentos debidamente aprobados por autoridades u organismos competentes. Su venta requerirĆ” la presentaciĆ³n y anotaciĆ³n del documento acreditativo del cargo o condiciĆ³n de las personas con derecho al uso de dichos armamentos.

TambiĆ©n se prohĆ­be la comercializaciĆ³n, publicidad, compraventa, tenencia y uso de las navajas no automĆ”ticas cuya hoja exceda de 11 centĆ­metros, medidos desde el reborde o tope del mango hasta el extremo.

No se considerarĆ”n comprendidas en las prohibiciones anteriores, la fabricaciĆ³n y comercializaciĆ³n con intervenciĆ³n de la Guardia Civil, en la forma prevenida en los artĆ­culos 12.2 y 106 de este Reglamento, la compraventa y la tenencia exclusivamente en el propio domicilio, con fines de ornato y coleccionismo, de las navajas no automĆ”ticas cuya hoja exceda de 11 centĆ­metros.

Y por Ćŗltimo lo que nos dice el artĆ­culo 106 de dicho B.O.E. es esto:

La fabricaciĆ³n, importaciĆ³n y comercializaciĆ³n de las armas de la 5Āŗ CategorĆ­a serĆ” intervenida por la Guardia Civil para impedir las de las prohibidas. A estos efectos, los fabricantes, importadores y comerciantes deberĆ”n comunicar a la Guardia Civil los tipos y caracterĆ­sticas de las armas que fabriquen o importen, asĆ­ como las operaciones realizadas anualmente.

La Guardia Civil podrĆ” inspeccionar, cuantas veces lo crea oportuno, los diferentes locales donde se realicen operaciones que formen parte del proceso de fabricaciĆ³n, importaciĆ³n o comercializaciĆ³n. La adquisiciĆ³n y tenencia de armas de la categorĆ­a 5.ĀŖ, 1, es libre para personas mayores de edad.

Resumiendo lo que la ley nos dicta sobre la tenencia de armas blancas y a la pesca submarina en general, NO NECESITAREMOS UNA LICENCIA siempre que el arma no exceda los 11 centĆ­metros de hoja.

CĆ³mo usar un Cuchillo en Pesca Submarina

ĀæDebo llevar un cuchillo para hacer pesca submarina?

Si, absolutamente si.

Es esencial, no solo para dar una rƔpida muerte a los peces capturados y evitar el dolor innecesario en nuestras capturas, si no para salvarnos la vida en determinadas situaciones.

El cuchillo en el mar es mucho mƔs que un accesorio, y aunque suene duro, puede ser la diferencia entre volver a casa o quedarnos atrapados en una laja o red a la deriva.

ĀæDĆ³nde coloco el Cuchillo?

Muchos pescadores llevan el cuchillo de pesca submarina en el brazo, otros en la pierna, otros en el cinturĆ³n.

El consejo de seguridad que os queremos transmitir es que, depende de la situaciĆ³n de pesca que estĆ©is realizando, adapteis el equipo para ello.

No serĆ” lo mismo el equipo para pescar al agujero que para pescar a la espera, por lo que el cuchillo tampoco deberĆ” de colocarse en la misma posiciĆ³n.

En definitiva, deberemos colocar el cuchillo en un lugar donde tengamos un acceso rƔpido en caso de emergencia submarina.

Cuchillo en el Brazo

En esta posiciĆ³n lo llevaremos cuando la tĆ©cnica de pesca sea a la espera, caĆ­da o acecho,Ā NUNCA AL AGUJERO.Ā Cuando vayamos a introducir los brazos en alguna laja o boquete para buscar o recuperar peces encuevados, si lo llevamos en el cinturĆ³n o en la pierna, podremos acceder de manera rĆ”pida al cuchillo en caso de emergencia.

Los cuchillos de pesca submarina en el brazo se colocan de manera que, al desenfundar el arma, se extraiga hacia el lado contrario de nuestra cabeza (Fig. 1.).

Digamos que el cuchillo sale hacia fuera de la zona de peligro, que serĆ” nuestro cuello.

De igual manera tendremos que tener cuidado a la hora de volver a guardarlo en la funda para no pincharnos.

Picasso Banda de Brazo para cuchillos o carretes
Fig.1. Manera de colocar el cuchillo en el brazo.

Cuchillo en la Pierna

Lo podemos usar en cualquier modalidad de pesca, ya que al estar en una posiciĆ³n alejada de los brazos podremos acudir a Ć©l en cualquier momento.

Normalmente se suele colocar en el interior del gemelo de la pierna contraria al brazo dominante. Es decir, si utilizas el fusil con la derecha (eres diestro) el cuchillo se coloca en el gemelo interno de la pierna izquierda. Y viceversa si tu mano dominante es la izquierda (eres zurdo).

Cuchillo en el CinturĆ³n

Pocas veces he colocado y he visto colocar el cuchillo en esta posiciĆ³n. Pero si decidimos colocar el cuchillo en este lugar, lo ideal es que quede en uno de nuestros costados, normalmente en el lado del brazo dominante.

Hay que tener cuidado al colocar el cuchillo por el lado exterior del cinturĆ³n debido a posibles enganches con sedales y cabos que no hemos visto, pero el rĆ”pido acceso a Ć©l nos permitirĆ” zafarnos del problema.